Los 5 peores restaurantes donde he estado en Hamburgo

noviembre 2, 2017 , In: Nuriadas Gastronómicas , With: 6 Comments
0

¡Buenos jueves gastronómicos a todos! Siguiendo con el formato “ranking” o lista, que parece que os ha gustado más a todos, hoy os traigo una muy especial, los peores restaurantes en los que he comido en Hamburgo. Una vez mi amiga Nieves, que es muy sabia, me dijo que tan importante es recomendar sitios buenos para comer, como detectar cuáles deberíamos evitar. Es como el truco de si ves el sitio lleno es que algo bueno debe tener y si lo ves totalmente vacío tienes que sospechar. Siguiendo su consejo, aquí os traigo mis peores experiencias culinarias en esta ciudad que me acoge.

Gordon Ramsay me comprende...

Gordon Ramsay me comprende…

Tengo que empezar diciendo que han sido experiencias personales y que quizá la comida no sea horrible, pero el trato o cualquier otra cosa hicieron que nunca más quisiera entrar en ese lugar. Pero quizá fue puntual y alguien no tiene la misma impresión. Allá vamos.

1. La Pérgola.

En mi barrio, no voy a detallar más porque en serio no quiero que vayáis. Bueno, si lo que os gusta es aceite con unos cuantos espaghettis raquíticos intentado no ahogarse en el plato, trato malo e inexistente y además carero, éste es tu sitio. Tengo que decir que mi marido es italiano, con lo que siempre que vamos a un italiano pues sé que el paladar que me acompaña es exigente. Pero es que esta vez fue horrible, además que el sitio de por sí es oscuro de más. Vamos, una experiencia mala. Y eso que está siempre petao…No me lo explico, sinceramente…

Peores restaurantes La Pérgola

Así se me quedó la cara cuando llegó la cuenta…

2. Dos amigos

Este es un caso un tanto excepcional. La comida está rica, cuando tienes la suerte de que te sirvan el mismo día que has ido. Me explico. Odio esperar para cualquier cosa, pero si es para comer ya me pongo de muy mala leche. Además estoy acostumbrada al servicio de hostelería de Madrid, que admitámoslo, es uno de los más rápidos y eficientes, aunque sea porque quieran que consumas rápido y te vayas para dejar la mesa libre (eso también pasa y también me molesta sobremanera). De todas formas lo de este sitio y lo que nos pasó allí puedes leerlo todo más detalladamente pinchando aquí.

Peores restaurantes Dos Amigos

Que me traigas la comida YAAAAAAAAAAA

3. Einstein

La verdad que no sé ni cómo entramos ahí en primer lugar. He de decir a mi favor que acabábamos de aterrizar en Hamburgo y no teníamos ni idea de dónde ir, estaba lloviendo a cántaros (cómo no por aquí) y lo vimos abierto. Estaba vacío (mala señal porque encima el local es super grande) y ya ni me acuerdo de lo que pedimos, ósea que era para olvidar. Es un sitio…sin personalidad. Vale que es una franquicia, pero yo si puedo la evito, la verdad…

Peores restaurantes Einstein

Prefiero no acordarme de nada de una resaca, al menos habrá pasado ALGO

4.Rucola e Parma

Otro italiano, lo sé, pero supongo que son defectos maritales. Para empezar, el sitio como que muy bonito o bien decorado no está. Luego es un italiano regentado por turcos. No me malinterpreteis, igual que no me fiaría de un mexicano regentado por un español o de un español regentado por un alemán, mi experiencia en este italiano no empezaba con buen pie. Oye, que a lo mejor luego me ofrecen la mejor pasta que he comido en mi vida y me tengo que callar, que también me ha pasado, pero mis expectativas ya iban un poco bajas…Por último deciros que era la cena de Navidad de la empresa de mi marido, por lo que me esperaba todo como más currado, ¿no? Te contratan para un evento y haces algo especial. Pues no, buffet libre más propio de un campamento militar pero a precio de cena de Navidad.

Peores restaurantes Rucola e Parma

Lo siento mucho pero así, NO

5. Jim Block

Sé que esté último va a traer controversia. Porque es cierto que la comida no está mal, peeeeero sinceramente creo que es caro para lo que ofrece. Es decir, siempre que he ido he sentido que me he pagado mucho más de lo que he comido, y ese sentimiento no me gusta. Y tampoco es que sea tan cómodo para ir con carrito como lo pintan, que es un restaurante familiar. Pues creo que con el ánimo de aprovechar el máximo espacio con las mesas, no hay espacio para un carrito…por lo menos el de Jungfernstieg. Con todas las opciones que puedes encontrar en Hamburgo, yo lo trataría de evitar. Lo siento.

Peores restaurantes Jim Block

¡Qué no te voy a dar más propina!

¿Y vosotros qué opináis? ¿Habéis tenido alguna experiencia similar? Cuéntamela en los comentarios.

¡Hasta la semana que viene!

 

    • Andrea
    • noviembre 2, 2017
    Responder

    Hola Nuria
    Me gustan tus reseñas y la manera en que las cuentas.
    No te lo vayas a tomar a mal pero mi única crítica es que no entiendo algunas palabras tuyas pues son muy españolas, trato de adivinar qué significan !
    Quizá puedas ser un poco más nose “general “ con el idioma.
    Saludos

      • Nuria Landete
      • noviembre 2, 2017
      Responder

      jajajajajaja, Andrea! Muchas gracias por tu comentario. NO me lo tomo a mal porque tienes TODA la razón del mundo. A veces con las prisas y por no perder mi esencia me dejo llevar por cómo hablo y me expreso, y eso significa que muchas cosas no se entienden. Trataré de ser más clara y menos “local” en mis próximos post. Un abrazo!

        • Marco (el marido)
        • noviembre 2, 2017
        Responder

        A veces, no puede controlar su instinto manchego…

    • Gelinotte
    • noviembre 2, 2017
    Responder

    Me ha gustado mucho tu reseña, aunque difiero en algunos puntos, sin embargo, son aceptable y desde ya espero para leer tu próxima Nuriada!

      • Nuria Landete
      • noviembre 2, 2017
      Responder

      Hola Gelinotte, muchas gracias por tu comentario. Como digo en el post, comento mi experiencia y a lo mejor no es la misma que otras personas, por lo que por supuesto puedes diferir. Me alegra que sigas mis aventuras. ¡El próximo lunes más!

  1. Responder

    Gracias por avisarnos de los sitios a los que no ir!! La verdad es q reconozco haber cometido el fallo de ir a los dos italianos que mencionas y estoy de acuerdo contigo en que no son para volver.

    Un besote!
    Ana

Deja tu comentario