De nuevo Intensive Deutschkurs

octubre 3, 2016 , In: Nuriadas , With: One Comment
0

Buenos lunes a todos

De nuevo me encuentro sumergida en el maravilloso mundo estudiantil de la lengua germana. ¿Por qué? Pues porque mañana empiezo mi Geburtsvorbereitungskurs (¿qué?¿cómo os quedáis?), y necesito enterarme de todo, ay omá, sé que todo va a salir bien y estoy bastante positiva, con una sonrisa y mímica llegas al fin del mundo y yo voy sobrada de eso, pero también me gustaría conocer otras mamás en mi estado y poderme relacionar. El caso es que entender ya entiendo casi un 80-90% de lo que me hablan, lo cual está muy bien considerando que hace un año no sabía ni media palabra de alemán, pero me falta la fluidez de expresarme, si supiérais cuántas coñas se ha perdido este país porque no me ha dado para decirlas en el momento justo con las palabras adecuadas…

Nuria intentando meterse en una conversación...sin éxito

Nuria intentando meterse en una conversación…sin éxito

Pues bien, decidí a hacer otro curso intensivo antes de que llegara Mateo y la Escuela UNS tenía uno perfecto (en tiempos) para mí. Así que empecé hace dos semanas y me quedan otras 4, es decir, hasta finales de Octubre. Lo gracioso es que soy la mayor de todos, el resto son todos estudiantes universitarios que no veáis cómo retienen los jodíos, son máquinas de avanzar mientras yo sigo con mi “was ist das?” que tantas veces me ha salvado de equivocarme en un supermercado. Cómo se nota el hábito de estudiar, cuando lo tienes…

Pero bueno, que eso lo único que me da son más energías para aprender de los demás e intentar alcanzar el mismo nivel que los demás, tampoco soy la peor de la clase, los pobres vietnamitas están más perdidos que un pulpo en un garaje y ponen todo su empeño para que los entendamos, porque la pronunciación de su lengua materna es muy difícil, y aprender a pronunciar otro idioma para ellos es un mundo, pobrecicos…

Recreación de cuando intentan hablar alemán...

Recreación de cuando intentan hablar alemán…

Lo que pasa es que se nota que es un curso mucho más en profundidad del alemán que el de integración, y que se interesan más en que hables bien y con propiedad desde el principio, nada de “como te comunicas ya está”, sino que debes hablar COMO SE DEBE, vamos, como te diría cualquier alemán…(aunque ellos no sepan ni su propia gramática…). Así que hay que estudiar y hacer muchos deberes, entre ellos, agárrate los machos, un trabajo que debes exponer en clase sobre un personaje histórico de tu país, y a mí me ha tocado Isabel la Católica, ¡toma ya! Con powerpoint y todo, vamos que me siento totalmente en el instituto de nuevo.

Pero lo peor de todo, y esto me enteré el primer día de clase, es que tendremos otro examen al final del curso para lograr el título oficial homologado, y esto sí que no me lo esperaba, otra vez nerviosssss, otra vez tener que tener una conversación correcta en alemán con un alemán!!!!! Ya me veo haciéndome alguna que otra chuletilla por si acaso, ¡que para eso soy española!

¡Claro que sí!

¡Claro que sí!

¡Hasta la semana que viene!

Deja tu comentario